Mafalda Herrera Martinez | ¿Cómo saber si necesito contratar un Plan de Marketing y Comunicación para mi empresa?
26
post-template-default,single,single-post,postid-26,single-format-standard,cookies-not-set,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

¿Cómo saber si necesito contratar un Plan de Marketing y Comunicación para mi empresa?

La respuesta rápida es que deberías contratar un Plan de Comunicación sí o sí y, además, revisarlo o ampliarlo anualmente, pero… con mayor seguridad deberías contratarlo si….

  1. Realmente necesitas vender más pero tienes la sensación de que ya lo has probado todo o, simplemente, no sabes por dónde empezar.
  2. Si has invertido ya en acciones de marketing y/o comunicación y no han funcionado ¡O si ni siquiera sabes si han funcionado o no!
  3. Si sientes que has perdido dinero en varias acciones de publicidad o comunicación puntuales a lo largo del tiempo.
  4. Si no sabes cuánto debes invertir en la promoción de tu marca producto o servicio.
  5. O si eres consciente de que necesitas un Plan de Comunicación pero no sabes exactamente cómo podría ayudarte.

Pero… ¿qué es exactamente un Plan de Marketing y Comunicación?

Se trata de una ruta o camino estratégico a seguir para lograr alcanzar los objetivos de venta o visibilidad (normalmente anuales) de la marca, producto o servicio.

Es una herramienta que dará respuesta a preguntas habituales como: ¿Por dónde empiezo? ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cómo sabré si lo estoy haciendo bien? ¿Cuánto debo invertir?..

¿Y en qué consiste exactamente el trabajo de planificación estratégica de la comunicación de una marca?

Un Plan de Marketing y Comunicación comienza siempre por el estudio del contexto y éste no se refiere únicamente a la competencia, sino también a un diagnóstico de la propia marca, producto o servicio (de sus debilidades y fortalezas) y un análisis de los recursos disponibles (tanto financieros, como humanos y de tiempo: ¿cuánto tiempo puede invertir la empresa en tratar de alcanzar X objetivo?).

Una vez conozcamos el contexto en el que se mueve la marca, producto o servicio… el planificador estratégico (tu Agente360) comenzará el trabajo de campo para la creación del Plan en sí mismo. Y lo hará respondiendo en un documento (al que luego llamaremos Plan) a 7 preguntas clave: Por qué, quién, dónde, qué, cuándo, cómo y cuánto.

  1. Por qué.

Debemos tener muy claro cuál o cuáles son los objetivos a alcanzar. Por ello, recuerda: deben ser siempre objetivos realistas, concretos y medibles.

Y pueden estar relacionados con la captación de nuevos clientes, la fidelización de los ya existentes (por ejemplo mediante el aumento de la frecuencia de compra), la mejora de la experiencia de usuario o la atención al cliente, el aumento de visibilidad de la marca, la mejora de la reputación, el aumento en ventas totales…

  1. Quién.

¿Ya sabes quién es tu cliente? En esta fase el Plan de Ruta (el Plan de Marketing y Comunicación) deberá dejar muy claro a quién va a dirigir las acciones a poner en marcha. Debemos conocer bien sus hábitos de consumo y qué tipo de mensaje podría llegar a impactarle, entre otras cosas.

  1. Dónde.

Tendremos que seleccionar los canales de comunicación que vamos a usar para acercarnos al público objetivo (ya le hemos estudiado y sabemos cuáles usa con mayor frecuencia, cómo lo hace y por qué).

  1. Qué.

En este momento, debemos definir con exactitud qué deberían saber los potenciales clientes de mi marca, producto o servicio, ¿Por qué es especial o diferente? No tendría sentido comunicar al público lo mismo que la competencia. Hay que definir el valor diferencial de aquello que queremos vender o comunicar.

  1. Cuándo.

Conocemos al cliente potencial y hemos seleccionado los canales de comunicación en los que le encontraremos pero… ¿cuándo podremos encontrarles allí exactamente?, ¿con qué periodicidad y frecuencia vamos a hablarle del valor diferencial de la marca, producto o servicio? El Plan de Comunicación deberá detallar esto también.

  1. Cómo.

Llegamos al punto clave del Plan Estratégico: aquí se enumerarán y describirán con detalle todas y cada una de las acciones a poner en marcha para el alcance de los objetivos marcados. Y… no nos dejemos llevar por el mundo digital: no siempre las acciones virtuales son las más efectivas o las que más convienen a la empresa (un trabajo conjunto con acciones offline y online será seguro más aconsejable en la mayor parte de los casos).

Pero no olvidemos que se trata de una ruta (de un plan de acción), por lo que dichas acciones deberán estar estratégicamente calendarizadas, aunque siempre se tratará de un Plan flexible, ya que en el momento en el que cambie el contexto de la empresa, parte del Plan deberá adaptarse.

Deberemos obtener de aquí, un calendario de actuación.

  1. Cuánto.

Por supuesto, la selección y planificación de estas acciones acciones dependerá también de ese diagnóstico previo que se realizó sobre los recursos reales de los que dispone la empresa. En función de los recursos financieros, de RRHH y de tiempo de los que disponga la empresa, el Plan de Marketing y Comunicación deberá establecer unas acciones u otras para asegurar un alcance real de los objetivos (así, podrá contener tanto acciones de baja inversión o coste cero, como otras de un coste más elevado, ya sea éste económico, de tiempo o de RRHH).

Por ello, el Plan deberá marcar también el alcance de la inversión a realizar para llevar adelante el plan de acción.

 

Ahora ya sabes qué respuestas te puede ofrecer un Plan de Marketing y Comunicación ¿Te ayudo a crearlo?